Test de despertadores con luz

09/2019

Product Icon
4
productos probados
Hours Icon
54
horas invertidas
Reviews Icon
1197
reseñas de Amazon analizadas
Despertador con luz

¿Quieres ser despertado sin que te saquen bruscamente del sueño? Es muy sencillo: usando un despertador con luz. El aparato simula la salida del sol y te ayuda así a despertarte de forma suave y "natural". Así saldrás mejor de la cama y empezarás el día más descansado.

Hemos probado 4 despertadores con luz para ti y hemos puesto el foco sobre todo en el manejo y la calidad. El ganador de nuestro test es el Philips HF3505/01 Wake-up Light: el aparato tiene un diseño moderno, una gran variedad de funciones adicionales y produce un despertar muy agradable. ¡Nuestro favorito con una nota de 9,1!

Hacemos pruebas de forma independiente. Askgeorge.com utiliza enlaces de afiliados. Si usted compra a través de un enlace marcado con una o nuestra comparación de precios, podemos recibir una pequeña comisión.

última modificación: 12.09.2019, 10:47
Ganador
Ganador en cuanto a calidad/precio
Nuestro ganador del test: Philips HF3505/01 Despertador mediante luz Philips HF3671/01 light therapy Resultados del test AngLink Wake-Up Light Resultados del test Medisana WL 444 Despertador con Luz Resultados del test

Philips HF3505/01 Despertador mediante luz

Philips HF3671/01 light therapy

AngLink Wake-Up Light

Medisana WL 444 Despertador con Luz

Sello de prueba: Philips HF3505/01 Despertador mediante luz, Evaluación 1.6
Sello de prueba: Philips HF3671/01 light therapy, Evaluación 1.7
Sello de prueba: AngLink Wake-Up Light, Evaluación 2.2
Sello de prueba: Medisana WL 444 Despertador con Luz, Evaluación 2.4
  • Muy ligero
  • Fácil de usar
  • 2 tipos de canto de pájaros o radio ajustables como tono de alarma
  • No es necesario ensamblar
  • Pantalla grande y fácil de leer
  • También se puede utilizar como lámpara de noche
  • Ajuste fácil de niveles
  • Buen sonido
  • Buena fabricación
  • Adecuado como altavoz y lámpara de mesilla de noche
  • Buen panel de control
  • Tono de las teclas apagable
  • La pantalla, además de la hora, muestra la temperatura y la humedad relativa
  • Función de memoria
  • Buena calidad de sonido tanto en la radio como en los tonos despertador
  • La pantalla se puede apagar por completo
  • Posibilidad de despertador sin sonido
  • Radio FM con 8 espacios de memoria
  • 10 niveles de luminosidad
  • Manual de instrucciones en inglés, información adicional en alemán
  • La función Snooze no siempre funciona
  • Símbolos parcialmente ambiguos - la lectura detallada es importante
  • No se puede apagar el sonido de las teclas
  • Manual de instrucciones superficial
  • El manejo no es intuitivo
  • La iluminación del borde es algo más fuerte
  • Sin reloj radiocontrolado
  • La calidad del sonido podría ser mejor

Gana puntos en cuanto a la apariencia, características y facilidad de uso. Insuficiencia: mal funcionamiento del botón de repetición.

Buen aparato con muchas funciones. Pero es necesario recurrir y leer con atención el manual de instrucciones.

Un producto sólido y un despertador adecuado. Lo negativo es que no se puede apagar el sonido de las teclas.

Un buen despertador de luz con muchas funciones. Pequeños fallos de fabricación.

Alarma
Manejo
Intensidad del sonido
Panel de control
Funciones
Contenido del envío Despertador, cable de alimentación, manual de instrucciones Despertador, manual de instrucciones, cable de alimentación Despertador, manual de instrucciones, cable de alimentación Despertador, manual de instrucciones, cable de alimentación, cable de antena
Peso 258 g 706 g 364 g
Profundidad 9 cm 12 cm 12 cm 13 cm
Largo 17 cm 22 cm 20 cm 15 cm
Anchura 18 cm 22 cm 20 cm 15 cm
Impresión de la calidad Buena Muy buena Buena Buena
Calidad de las instrucciones Buena Muy buena Buena Buena
Embalaje Muy bueno Bueno, con imágenes y una visión general de los detalles del producto Bueno Bueno, con imágenes y una visión general de los detalles del producto
Garantía Plus 2 años 2 años desde la fecha de compra 2 años 3 años
☆☆☆☆☆
★★★★★
89 Opiniones
☆☆☆☆☆
★★★★★
17 Opiniones
- -
Lenguaje de las instrucciones EN EN, DK, DE, FR, IT, NL, NO, SU, SV EN, DE EN, DE, RU, PL, CZ, ES, NL, SE, FR, DE
Máx. de iluminación 200 Lux 350 Lux 300 Lux Sin indicaciones
Funciones especiales Simulación de salida del sol, botón de snooze, dos tonos de despertador naturales, lámpara de noche Simulación de salida del sol, simulación de puesta de sol, tonos despertador naturales, radio, pantalla táctil Simulación de salida y puesta del sol, radio, indicación de temperatura, entrada USB Función de radio, 8 tonos naturales, simulación de salida del sol
Duración de la salidad del sol 30 minutos Hasta 30 minutos 20 minutos 30 minutos
Tamaño de pantalla 7 cm 10 cm x 4 cm 16 cm 5 cm x 6 cm
Niveles de intensidad 0-10 20 6 10
Pantalla con luz Sí, se puede apagar
Guía de menú Muy fácil de manejar Mediocre Mediocre Buena
Teclas de control Teclas de volumen, teclas de FM, teclas de iluminación, símbolo de despertador
Suministro eléctrico de emergencia Hasta 8 horas pueden permanecer activos un reloj interno y un despertador de reserva No
Radio-despertador
Puesta de sol No No
Iluminación de las teclas No No
Número de tonos despertador Dos tonos naturales con sonido de canto de pájaros 8 1 8
Número de alarmas 2 2 2 2
Función Snooze
Variedad de los tonos despertador No
mostrar todas las ofertas mostrar todas las ofertas mostrar todas las ofertas mostrar todas las ofertas

*Todos los precios incluyen el IVA más los gastos de envío, si procede. Las informaciones sobre la disponibilidad del producto se encuentran en la tienda online correspondiente. Es posible que haya variaciones de los precios desde la última actualización.

Los productos que hemos probado

1º puesto: Philips HF3505/01 Despertador mediante luz

Sello de prueba: Philips HF3505/01 Despertador mediante luz, Evaluación bueno

El reloj despertador Philips Light convence no solo por su diseño moderno y atemporal, sino sobre todo por su fácil manejo y las diversas posibilidades de ajuste. Con la ayuda de la simulación de la salida del sol, despertar por la mañana es bastante agradable. Desafortunadamente, la función de repetición de la alarma a menudo no funciona correctamente o lo hace con mucho esfuerzo, lo que es una lástima, ya que este reloj despertador ligero funciona muy bien en todas las demás áreas.

Leer el informe del test ahora
Philips HF3671/01 light therapy - thumbnail Sello de prueba: Philips HF3671/01 light therapy, Evaluación bueno

2º puesto: Philips HF3671/01 light therapy

El despertador con luz de Philips HF3671/01 es un gran despertador con varios ajustes individuales. La app simplifica la operación y está estructurada de forma muy clara. Los diferentes tonos de llamada son fáciles de ajustar. El botón Snooze es poco práctico y está excesivamente oculto. Además, al pulsarse apaga el sonido cuando y deja la luz encendida, pero luego el sonido no se activa de nuevo.

Leer el informe del test ahora
AngLink Wake-Up Light - thumbnail Sello de prueba: AngLink Wake-Up Light, Evaluación bueno

3º puesto: AngLink Wake-Up Light

El despertador con luz de AngLink convence no solo por su moderno diseño, sino también por sus diferentes configuraciones e iluminación. Este producto es muy adecuado como despertador con luz, aunque a la larga solo los tonos de las teclas pueden ser un poco molestos.

Leer el informe del test ahora
Medisana WL 444 Despertador con Luz - thumbnail Sello de prueba: Medisana WL 444 Despertador con Luz, Evaluación bueno

4º puesto: Medisana WL 444 Despertador con Luz

El despertador con luz de Medisana es un sólido despertador con luz que hace lo que se supone que debe hacer. Sin embargo, existen claras diferencias con respecto a otros despertadores en términos de calidad, por ejemplo, las opciones de ajuste un tanto complicadas o la calidad de sonido de la radio y de los sonidos naturales, que es solo satisfactoria. A pesar de estas deficiencias, este despertador con luz demostró ser muy fiable en lo que respecta a la función de despertador.

Leer el informe del test ahora

Philips - HF3505/01 Despertador mediante luz

Ganador: Leer el informe del test ahora
  • Colocar el despertador, al menos, a una distancia de 40-50 cm de la cabeza
  • Poner atención a la calidad del sonido - hay una gran diferencia entre los distintos despertadores con luz
  • Cuando viajes, asegúrate de tener suficiente energía de batería o baterías de repuesto
 

Desarrollo del test

Antes de comenzar el test hemos definido los requisitos prácticos y los criterios de pruebas que lo regirán:

  • Alarma
  • Manejo
  • Funciones disponibles
  • Panel de control
  • Volumen

Para poder evaluar estos criterios, hemos definido varias pruebas para los despertadores con luz. En estos, los despertadores se utilizan en un auto-experimento. Se trata de comprobar hasta qué punto estos despertadores pueden ayudar a que nos despertemos con mayor facilidad que un despertador clásico. Se diferencia, por tanto, entre el despertar mediante el aumento gradual de luz y el despertar con sonido. En primer lugar medimos el volumen del tono de alarma. Se evalúa también en cada uno de los despertadores con luz las distintas funciones de las que disponen, como función snooze o radio. También el panel de control o el manejo del aparato son probados a fondo.

Para evitar errores, y tener en cuenta el desgaste del uso cotidiano, realizamos cada pruebas en varias ocasiones.

Los criterios definidos reciben, según importancia, un porcentaje para el cálculo de la nota final. Esta nota se establece de forma objetiva, utilizando un algoritmo que se aplica a los criterios del test.

Selección de productos

Seleccionamos los productos basándonos en el análisis del mercado. Además de los populares productos de marca, también incluimos nuestras propias recomendaciones. Criterios como el precio y la gama de funciones son un factor importante para nosotros. El análisis y la evaluación de los comentarios y opiniones del cliente y las pruebas externas (p. ej., Stiftung Warentest) también determinan nuestras pruebas.

Los equipos se compran de forma anónima o nos los presta el fabricante. Los distribuidores y fabricantes no tienen ninguna influencia sobre las pruebas ni sobre nuestra evaluación.

Tan pronto como nuevos productos relevantes salen al mercado, nuestro campo de prueba se amplía con ellos. Los nuevos productos se someten a las misma pruebas que los dispositivos ya probados.

De vuelta a las raíces

Levantarse por las mañanas. Esto es algo que ya nuestros ancestros tenían que hacer. Siempre hemos tenido que levantarnos por la mañana. ¿Pero cómo debes imaginarte esto en el pasado?
Las primeras personas se despertaban cuando el sol lentamente introducía sus rayos en las cuevas. Era un despertar suave, como casi todos los mamíferos necesitan. Inconscientemente percibimos la luz a través de los párpados cerrados. Nuestro cuerpo se ajusta automáticamente al despertar. Comenzar lentamente el día es la cosa más natural del mundo.

Pero luego vino nuestro mundo altamente desarrollado y con él la maldición y la bendición de la modernidad. Debido a las horas de trabajo regulares, desafortunadamente solo podemos levantarnos con el sol los fines de semana. Especialmente en invierno esto se pone difícil. Y, además, hay personas que esto lo llevan realmente mal. El tono de alarma punzante requiere que se despierte en cuestión de segundos. El hombre moderno es arrancado de su sueño de un tirón.

El hombre de la Edad de Piedra lo tenía mejor y todo resultaba mucho más natural. Se levantaba cuando los rayos del sol lo despertaban y se dormía cuando el crepúsculo cubría el mundo de tinieblas.
La luz regula nuestro biorritmo y normalmente también regularía nuestro ritmo día-noche. Pero a menudo ya no lo permitimos.
¿Existe alguna otra posibilidad que un sonido de alarma penetrante que nos haga perder el sueño por la mañana?

Afortunadamente, en los últimos años las mentes inteligentes han desarrollado algo que corresponde al biorritmo humano: el despertador luminoso.
Lo que el sol solía hacer en el pasado se puede hacer ahora con un sol artificial en la mesita de noche. Y funciona. Nuestro cuerpo puede ser engañado.
La luz solar natural controla nuestro sueño y el despertar con la ayuda de las hormonas melatonina y serotonina. Dependiendo del color de la luz y del brillo, el cuerpo produce mayor o menor cantidad de la hormona correspondiente.

El resultado cuando el despertador normal suena por la mañana es que todavía hay demasiada melatonina en nuestro cuerpo.Y, por lo tanto, estamos muy cansados.
Los relojes despertadores de luz diurna contrarrestan esto. Simulan el amanecer. Incluso cuando una persona todavía está dormida, el cuerpo percibe la luz, que se va haciendo cada vez más fuerte. La producción de melatonina se reduce y la serotonina en el cuerpo aumenta. El durmiente se está ajustando inconscientemente al despertar.

COULAX Holz Wake Up Licht
Despertador de luz

Pero, ¿cómo funciona esta maravilla de la tecnología?

Al igual que en los relojes despertadores habituales, se ajusta la hora deseada para levantarse. Un tiempo antes de que esto ocurra, se encienden los LEDs de la alarma luminosa. La intensidad aumenta cada minuto, pero también cambia el color de la luz. Simula así el amanecer de la mejor manera posible.
El subconsciente humano tampoco debería ser subestimado en este caso. Porque aunque los humanos todavía están en un sueño profundo, en algún momento los primeros rayos de luz atraviesan los párpados cerrados. Comienza la producción de la serotonina, la hormona de la felicidad y del despertar. En la mayoría de los casos, la persona se despierta antes de que suene la alarma. Pero también cuando duermes hasta que suena el despertador: el cuerpo se ajusta para despertar. Los ruidos naturales de despertar, como el canto de los pájaros, favorecen la cercanía a la naturaleza al levantarse.

Para que el reloj despertador diurno tenga el mejor efecto posible, el sol artificial no debe colocarse a más de 80 cm de la cabeza de la persona que duerme.
Aparte del hecho de que despertar es más fácil, también es posible utilizar un reloj despertador de luz diurna como ayuda para dormir. Nuestros antepasados no sólo se levantaban con el sol, no, también se iban a dormir con el atardecer. Así que en realidad es lo más natural del mundo quedarnos dormidos con el reloj despertador de luz diurna. Aquí el despertador LED reduce la luz gradualmente. El espectro de color de la luz también cambia. Esto simula la puesta de sol. También el quedarse dormido es conducido de vuelta a su origen.

Hay varios estudios que confirman el efecto positivo de los relojes despertadores de luz diurna en nuestro biorritmo. Debido a que los LEDs están tan avanzados, es posible simular el amanecer y el atardecer de forma muy realista. De esta manera, nuestro cuerpo puede encontrar sus orígenes y se puede mejorar nuestro rendimiento durante el día.
Los relojes despertadores de luz diurna son perfectos para todos aquellos a los que no les gusta dormir por la mañana y también para aquellos que no pueden dormir bien. Nuestro cuerpo no está diseñado para subir o bajar de 0 a 100. Con estos soles artificiales esto ya no es necesario. Nuestro cuerpo puede dormirse y despertar como lo haría entre la naturaleza.

El teléfono móvil nos despierta en cualquier momento con la música escogida. Pero no siempre era tan fácil levantarse de la cama por la mañana. La historia del despertador muestra sistemas de alarma muy imaginativos y el largo camino desde el reloj de sol hasta la alarma del smartphone.

Relojes de sol y de agua: los elementos como relojes despertadores

Reloj de sol
Reloj de sol Foto:Adobe Stock
© Mikael Damkier

Los primeros despertadores se accionaron con la potencia de los elementos. Relojes de sol y de agua despertaban a sus dueños con luz y sombra, con el peso del agua o con una combinación de ambas. El despertador más antiguo es el reloj de sol. Los hallazgos del siglo XIII a.C. demuestran que nuestros antepasados aprovecharon el curso del sol para encender la pólvora negra previamente colocada a la hora deseada y, en ese momento, desencadenar un sonido fuerte.
Los relojes de agua también tienen una larga tradición en la historia de la humanidad. Utilizados como herramienta para medir el tiempo, los sistemas se han ido desarrollando a lo largo de los años.

Su mecanismo funcional: la persona se despertaba cuando el nivel del agua desencadenaba un ruido. Por ejemplo, a menudo se utilizaba una bañera de chapa de metal, que mediante un mecanismo especial gota a gota, acababa por hacer sonar un fuerte ruido que despertaba a la persona que dormía. Un famoso propietario de este reloj despertador era Platón. El filósofo griego era un madrugador entusiasta y construyó él mismo el reloj de agua, utilizando una especie de sifón y un recipiente que, una vez lleno, emitía un fuerte sonido de pitidos.
Ya en los tiempos de los antiguos griegos el canto del gallo se utilizaba como despertador. Los agricultores se despertaban con los primeros cantos del gallo, lo que al mismo tiempo significaba el amanecer. La combinación de sonidos fuertes y luz sigue siendo considerada como uno de los métodos de despertar más fiables en la actualidad.

De la campana al despertador

Mientras que el gallo cantor sirve de vez en cuando como despertador para la gente de las zonas rurales, los despertadores de sol y de agua fueron sustituidos en gran medida por campanas. A más tardar en el cristianismo y con la construcción de los primeros edificios de la iglesia, el sonido de la campana del mediodía se convirtió en la norma. Sin embargo, a diferencia de los primeros relojes de agua, las campanas tenían que ser accionadas manualmente. Hasta el día de hoy, en la mayoría de las comunidades las campanas siguen sonando a mano. Sin embargo, ahora también se dispone de sistemas automatizados.
El artista y visionario Leonardo da Vinci también trabajó en un despertador en el siglo XV. El modelo del italiano tiraba del edredón del durmiente en el momento deseado con el fin de despertarlo. Las versiones posteriores del curioso despertador hacían temblar la cama o rociaban a la persona que dormía con agua. A diferencia de la campana, que ya se encontraba en la mayoría de los pueblos y ciudades de la época, el despertador Da Vinci no fue un éxito de ventas.


No fue hasta el comienzo de la era industrial que se pudieron desarrollar relojes despertadores que sacaban al durmiente del sueño sin más ayudas. Un despertador temprano fue el llamado Factory Whistles (Silbatos de Fábrica) - relojes despertadores especiales alimentados por vapor que despiertan a la gente con un silbido estridente. El Factory Whistle se puede ver en muchas películas, donde no solo se utiliza como despertador por la mañana, sino también para la salida de los barcos o para indicar el fin de la jornada de trabajo. Se utilizaron hasta el siglo XIX y la introducción de los modernos relojes despertadores para mantener la concentración de los trabajadores de las fábricas.

El primer despertador moderno

El primer despertador fue inventado por el relojero estadounidense Levi Hutchins. El primer modelo fue desarrollado en 1787 y solo podía sonar una vez al día debido a las limitadas posibilidades de la época. Debido a su limitada funcionalidad, este primer despertador moderno nunca fue introducido en el mercado. Hutchins usaba el prototipo para despertarse cada mañana a las 4:00.
La primera patente de un despertador mecánico fue presentada en 1847 por el inventor francés Antoine Redier. Cuatro años más tarde, en 1851, este despertador estaba incluso conectado a una cama. El dispositivo especial conectó el tono de alarma a un mecanismo que elevó la cama 45 grados - lo cual, sin duda, despertaba a cualquiera.

De los despertadores de mesa a las tablets-despertador

vielewecker
Foto de despertador: Adobe Stock
© Giuseppe Porzani


El primer despertador de cabecera se inventó en 1876. Desarrollado por la Seth Thomas Clock Company, el moderno reloj despertador, que podía sonar un número ilimitado de veces al día, se convirtió en un éxito mundial. Sin embargo, no fue hasta principios del siglo XX cuando se utilizaron despertadores en todo el país. Hasta entonces, muchas personas todavía eran despertadas por una persona cuya única tarea era despertar a la gente golpeando puertas y ventanas.
Después de la introducción del despertador de cabecera, los despertadores se desarrollaron rápidamente. Hasta principios del siglo XX, el moderno despertador recibía tonos de alarma de libre elección y funciones adicionales como el cronómetro y la iluminación. Así se sustituyó la campana por objetos algo más sútiles y con opción de activar distintos tonos.

Con la introducción de la electrónica aparecieron los relojes radiocontrolados y, más tarde, los relojes digitales, que tenían una pantalla digital y numerosos aparatos técnicos, mientras que la función de alarma real quedó relegada a un segundo plano. La historia del despertador termina con los despertadores de los teléfonos móviles, tablets y smartphones. Sin embargo, los relojes despertadores clásicos, desde el despertador de campana hasta los relojes despertadores de agua y sol muy temprano, no han desaparecido por completo hasta el día de hoy y mantienen viva la tradición de un despertar natural.

El despertador suena y anuncia el comienzo inminente de un relajado y potente nuevo día, siempre y cuando hayamos tenido un sueño reparador. Pero a menudo no es así.

El resultado es una fuerte necesidad de ignorar el despertador y silenciarlo, una melancolía ascendente, falta de concentración y constantes ataques de fatiga a lo largo del día. Estos problemas están muy extendidos y, salvo en casos excepcionales, somos nosotros mismos los culpables.

Sin embargo, la calidad de tu sueño nocturno puede ser incrementada considerablemente mediante medidas sencillas. Además de un cambio en el estilo de vida y las influencias ambientales, seleccionar el momento preciso del despertar pueda jugar un papel fundamental.

Despertador clásico
Despertador clásico Foto: adobe stock © milanmarkovic78

Las diferentes etapas de una noche

Entender el proceso del sueño con mayor precisión es indispensable para mejorar el propio bienestar. El sueño se divide en cuatro fases diferentes, que se repiten cíclicamente varias veces durante la noche: sueño ligero en dos fases, sueño profundo y fase REM (Rapid Eye Movement). En las dos primeras fases ligeras, el cuerpo comienza gradualmente a reducir su actividad cerebral y la tensión muscular.

Sin embargo, todavía se le considera alerta y fácil de despertar. Cuando se alcanza el sueño profundo, el cerebro se encuentra en lo que se conoce como sueño delta y presta poca atención al entorno. Por lo tanto, la gente en estos momentos precisa de entre 20-30 minutos para lograr despertarse. A esto le sigue inmediatamente la fase REM, con los típicos movimientos oculares rápidos. Su expresión es paralela a la de una persona casi completamente despierta. Una gran parte de los sueños experimentados emocionalmente y conscientemente se originan en esta etapa.

Un viaje completo de ida y vuelta a través de todas las estaciones del ciclo del sueño dura aproximadamente 90 minutos.

Encontrar el ritmo de sueño óptimo

A pesar de las limitaciones naturales, el cuerpo humano demuestra un grado considerable de flexibilidad bajo estrés. Adapta las condiciones individuales de sueño para garantizar una regeneración lo más fuerte posible de las células del cuerpo. Pero si las influencias negativas sobre el sueño se suman, notaremos pronto las consecuencias. Muchas personas sufren de un ritmo de sueño desfavorable. Para cambiar esto se requiere una estricta observancia de las horas de descanso y de vigilia. Un nuevo ajuste positivo tiene éxito entonces generalmente en períodos de tiempo manejables.

Dependiendo de las obligaciones familiares o profesionales, el momento del despertar suele ser fijo. Las dificultades con el ajuste surgen si nos acostamos contrariamente al reloj interno durante semanas. Una corrección brusca de varias horas suele fallar. Por otra parte, el acercarse poco a poco a los tiempos deseados es mucho más recomendable. Ir adelantando diariamente entre 10 y 15 minutos nuestra hora de acostarnos debería ser suficiente.

Una estrategia similar también ayuda en las primeras horas de la mañana. Debido a los diferentes ciclos de sueño y a la condición del cuerpo que los acompaña, existe el peligro de llegar tarde al momento de sueño ligero que debemos aprovechar.

Con un poco de mala suerte, el despertador puede sonar en medio de una fase de sueño profundo. Las extremidades y la cabeza se sienten muy rígidas en esta situación y la disposición mental para levantarse de la cama es extremadamente baja. Por lo tanto, un tiempo de vigilia avanzado de aproximadamente 20 a 30 minutos hace que te despiertes mucho más suavemente a pesar de tener tiempos de sueño más cortos. Dado que cada fase del sueño dura unos 20 minutos, el tiempo necesario para un buen comienzo del día puede ser delimitado de antemano. Después de quedarte dormido, unas 7 u 8,5 horas se consideran un buen promedio y un punto clave para probar. Después de unas cuantas series de pruebas, podrás determinar el mejor valor para sí mismo.

  • Experimentar con diferentes horas de despertador
  • Sé constante con tus horas de sueños
  • Ajusta la hora de acostarte en pequeños pasos
  • Planifica el momento del despertar de una manera selectiva
  • A la larga, tu cuerpo se hace cargo de los nuevos hábitos
  • El entrenamiento del sueño dirigido calibra el reloj interno

A pesar de todas las buenas intenciones, a veces persisten noches inconstantes y de mal sueño. Una posible razón de tal persistencia de la alteración del sueño puede ser una enfermedad física. Una investigación más precisa en esta área se lleva a cabo en los laboratorios médicos del sueño. Allí se analizan tus tiempos personales de vigilia y las fases del sueño y, sobre la base de los resultados, se obtiene una declaración acerca de la calidad y la perturbación del sueño. Siempre debes seguir escrupulosamente los consejos médicos.

Existen contramedidas adecuadas para la apnea del sueño, los ronquidos o las infecciones simples, que facilitan considerablemente la reposo en cama. A veces, sin embargo, solo se trata de una falta de acondicionamiento adecuado. Con un poco de presión y disciplina, el deseo del organismo de descansar durante la noche puede manifestarse específicamente. Una ligera privación de sueño debido a la reducción del descanso nocturno a unas cinco horas sienta las bases para ello. También habrá que renunciar por un tiempo a pequeñas pausas de recuperación a mediodía.

Este comportamiento estimula automáticamente el apetito después de una buena noche de sueño. Sin embargo, las desviaciones del programa reducen rápidamente las posibilidades de éxito. Por lo tanto, evítalas, incluso si la presencia constante de una ligera somnolencia diurna hace que el plan parezca muy arduo al principio. Después de unas dos semanas, el cuerpo adopta los nuevos hábitos de sueño y el acondicionamiento se considera completo. A continuación, diseña el período de tiempo por noche de acuerdo a tus deseos. Bajo la guía de un profesional, en muchos países se realizan incluso cursos de formación en seminarios o grupos de autoayuda.

Un análisis exhaustivo revela puntos débiles

Puedes combatir eficazmente la fatiga diurna y el rendimiento deficiente siguiendo algunas reglas. En primer lugar, las circunstancias personales y la organización de la vida cotidiana son siempre las primeras sospechosas en caso de problemas de sueño. Lo positivo: con un poco de disciplina y correcciones conscientes de tu comportamiento, estas fuentes de perturbación son fáciles de eliminar. La ayuda médica y el consejo profesional solo son necesarios en casos excepcionales.

Pero incluso con un trastorno crónico del sueño, los enfoques apropiados son indispensables y promueven tu salud y bienestar a largo plazo. El término técnico higiene del sueño abarca diversas medidas que cada persona afectada puede aplicar en su entorno privado sin grandes esfuerzos.

A través de un enfoque metódico, podrás conocer tus hábitos individuales de sueño, sacar conclusiones sobre tus necesidades y realinear tu comportamiento cotidiano. El objetivo es crear una rutina diaria lo más propicia posible para dormir. Como ayuda práctica, crea un diario del sueño y anota las horas en que te duermes y te despiertas, así como el tu bienestar general.

Esto incluye pequeñas pausas durante el día, como una siesta a la hora del almuerzo. No tienes que preocuparte por las diferencias notables con respecto al tiempo promedio recomendado. La información oficial sobre la duración del sueño a menudo no tiene en cuenta el rendimiento del mismo. Los adultos tendrían que descansar unas ocho horas al día.

Individualmente, este valor puede variar mucho en ambas direcciones. Una evaluación sincera de la propia condición física es más fiable en este sentido. Sin embargo, estas directrices sirven como una guía aproximada y ayudan a la comparación personal de los datos.

Pioneros y obstáculos para un sueño saludable

Aunque el reloj biológico se puede acondicionar, no se puede apagar completamente. La exposición regular al sol, especialmente en las primeras horas de la mañana, regula la producción de la hormona del sueño melatonina. Por lo tanto, es aconsejable que las personas perezosas expongan sus cuerpos a una luz del día estimulante lo antes posible, especialmente por la mañana.

El aislamiento en habitaciones cerradas con poca incidencia de luz es un veneno para el ritmo natural del sueño e influye considerablemente en la calidad y duración del descanso nocturno. Por esta razón, ocasionalmente debes trabajar al aire libre durante el día.

Las actividades deportivas, en particular, estimulan la circulación, eliminan la fatiga diurna y, al mismo tiempo, garantizan el vaciado de las células energéticas al caer la noche. Los problemas personales siempre deben ser tratados a plena luz del día. Los preparativos estresantes para el siguiente día de trabajo o familiar no deben hacerse en el dormitorio. No importa a qué tareas te enfrentes: el dormitorio se utiliza para la relajación física y mental y debe ser utilizado en consecuencia. Una brisa de aire fresco, una temperatura óptima entre 15 y 20°C y un colchón cómodo te relajarán para entrar de forma segura y suave en el sueño.


Los accesorios pequeños, como almohadas para el cuello o una bolsa de agua caliente, pueden tener un efecto relajante sobre la tensión mientras se está acostado. Se debe tener mucho cuidado con la exposición intensiva a fuentes de luz LED modernas directamente antes de acostarse. Los televisores, los ordenadores o los smartphones bloquean la transición natural al reino de los sueños y mantienen el cuerpo y la mente despiertos durante un tiempo anormalmente largo. Por lo tanto, la duración y el momento del consumo de entretenimiento telemático deben planificarse cuidadosamente para no exacerbar los problemas existentes en el dormitorio.

Lo mismo se aplica a la nutrición. Por la noche es aconsejable comer alimentos fácilmente digeribles en pequeñas porciones. Un tiempo de dos horas entre la última comida y la hora de acostarse permite que el organismo reduzca fácilmente su actividad. Los estimulantes como el café, el alcohol o los cigarrillos están absolutamente prohibidos. Su uso supone una carga considerable para el metabolismo y, por lo tanto, impide un final suave del día.

  • Presta atención a tu dieta
  • Permanecer al aire libre favorece el sueño
  • Evita los estimulantes
  • Mantén los factores de estrés lo más lejos posible
  • Piensa en hacer suficiente ejercicio físico
  • Evita exposiciones fuertes a la luz durante la tarde-noche
  • Prevenir la inquietud interior

Los conflictos emocionales desarrollan rápidamente una vida propia y solo se pueden domar con dificultad antes de entrar al dormitorio. Las disputas fuertes con tu pareja o en tu entorno social no tienen por qué ser el detonante. Incluso los miedos sutiles provocan pensamientos en círculo y animan a pensar en situaciones insatisfactorias de la vida y situaciones futuros.

Hacer los últimos trabajos en el hogar o para la vida profesional aumenta la presión arterial en las horas de la noche y además libera hormonas de estrés. Las obligaciones pendientes y la ambición personal pueden, en combinación, alterar rápidamente el equilibrio interior.

La capacidad de dejar ir y no llevar el mundo del trabajo a la cama se puede aprender con un poco de paciencia y buena voluntad. Desacelerar el final del día y darle más libertad para la relajación necesaria.

Una conversación amistosa en la mesa, algún entretenimiento familiar o distracciones en forma de una buena lectura, un audio-libro o música adecuada relajan la mente y favorecen las posibilidades de una noche de descanso.

Si el mundo del pensamiento se ve afectado por problemas psicológicos o incluso por la soledad, la actividad deportiva puede contribuir de forma decisiva a la mejora. Dos o tres actividades de ocio físico por semana durante media hora, preferiblemente con compañeros, refuerzan una actitud más positiva. A través del contacto social y la carga de trabajo físico bajo el sol, el cuerpo libera hormonas de felicidad.

Las endorfinas son un bálsamo para el alma y le proporcionan una sensación de relajación extremadamente satisfactoria. Este efecto dura hasta las horas de la tarde y automáticamente destierra los pensamientos perturbadores.

El objetivo básico es calmar el cuerpo y la mente antes de acostarse. Cualquiera que sea la actividad elegida, tu organismo aprenderá una marcha equilibrada a largo plazo a través del ejercicio regular. Debes planear bien el tiempo para que esto no signifique que luego tengas que acelerar procesos, pues esto sería contraproducente.

Hacer más deporte en la vida diaria

El hombre tiene un impulso natural de moverse y no está diseñado para posturas permanentemente monótonas como cuando trabajas en una oficina. Desafortunadamente, los deportes de resistencia no son algo para todos. Pero también puedes mantener mantener activo tu cuerpo dándole actividad sin tener que romper a sudar. Como resultado, la transición al esperado descanso resulta mucho más fácil al anochecer. Con pequeños cambios en la vida diaria ya se consigue el efecto.

Antepon las escaleras al cómodo ascensor. La bicicleta también es adecuada para pequeños recados en la panadería o el supermercado de la esquina. El caminar ocasionalmente a pie ya asegura una buena circulación sanguínea y estabiliza el sistema cardiovascular.

Las interrupciones regulares debidas al ejercicio o a pequeños ejercicios gimnásticos son una importante contribución a tu bienestar y a un sueño saludable y sostenible, especialmente cuando estás sentado en el trabajo. Sin embargo, si quieres fortalecer tu cuerpo de una manera específica: incluso sin experiencia, la introducción a los deportes de resistencia es una opción interesante. Además de mejorar la calidad del sueño, también ofrecen numerosos beneficios para el cuerpo y el alma.

Correr, andar en bicicleta o unas cuantas maniobras de relajación en la piscina refuerzan la capacidad de bombeo del corazón y, a la larga, regulan la presión arterial a un nivel manejable. El sistema inmunológico también se beneficia y pronto se vuelve más resistente a las infecciones.

Y lo más importante: un cuerpo sano y exhausto reduce la actividad sin esfuerzo a la hora de acostarse. Eso sí, se debe escoger bien las horas para hacer deporte. Justo antes de acostarte, el esfuerzo intenso resulta desfavorable para el curso del sueño; se excluyen aquí los ejercicios de relajación meditativa. El sistema circulatorio se reactiva y la liberación de adrenalina mantiene la velocidad de funcionamiento del organismo a medio plazo. Los deportes de resistencia ambiciosos por la mañana, por la mañana o por la tarde, por el contrario, dejan suficiente espacio hasta el anochecer.

El dormitorio como templo sagrado de descanso

El equipamiento y el ambiente del dormitorio influyen notablemente en el bienestar nocturno de las personas a la hora de dormir. Lámparas regulables para la lectura nocturna, una cama confortable y las condiciones atmosféricas adecuadas forman parte de todo ello, creando el ambiente adecuado para un sueño reparador. Al coordinar cuidadosamente los elementos individuales, le dices a tu cuerpo que se acerca el momento de un merecido descanso. Ante todo, se necesita un lugar tranquilo y bien oscurecido.

La luz de las farolas o incluso de los coches que pasan constantemente puede causar una inundación sensorial no deseada. Si las persianas o cortinas no cumplen suficientemente su función de bloqueo luminoso, una máscara para dormir puede ayudar. En los días calurosos de verano o con dolores de cabeza leves, por ejemplo, los cojines de enfriamiento en la frente a menudo tienen un efecto relajante.

Coloca un tazón de agua en el radiador. En el transcurso de la noche, esto libera humedad adicional en el aire circundante y así contrarresta la desecación del tracto respiratorio. Los humidificadores disponibles en el mercado también son ideales para este propósito.

Una suave brisa de aire a través de las ventanas también favorece el sueño, siempre y cuando no haya una carretera con mucho tráfico en las inmediaciones. No debes prestar atención a los numerosos mitos sobre la posición óptima en la cama.

Una suave brisa de aire a través de las ventanas cortadas también favorece el sueño, siempre y cuando no haya una carretera con mucho tráfico en las inmediaciones. No debe prestar atención a los numerosos mitos sobre la posición óptima en la cama.

Simplemente coloca las almohadas y la ropa de cama libremente de acuerdo a tus necesidades. Durante las fases de sueño de todas formas cambiarás inconscientemente tu posición y postura varias veces. Existen restricciones a este respecto en el caso de enfermedades respiratorias o ronquidos severos. En este caso, los afectados suelen preferir una posición de sueño lateral para facilitar el descenso de la lengua y la respiración en general.

También hay que tener en cuenta los factores higiénicos de la cama. Con el tiempo, el sudor y las escamas de piel caídas se depositan en el colchón y la ropa de cama. Los ácaros y los mohos prefieren este clima húmedo y bajan especialmente con en el caso de alérgicos la calidad del sueño de forma duradera. Los recubrimientos transpirables y antibacterianos evitan la colonización de microorganismos. En general, la ropa de cama y los colchones muy viejos deben ser sustituidos o sometidos a una limpieza intensiva, y siempre se debe dar preferencia a los materiales probados para detectar sustancias nocivas.

Recarga tus baterías durante el día

Por último, pero no menos importante: la siesta te ayuda a hacer frente a las bajadas diarias. La gente suele experimentar un fuerte descenso en su motivación a la hora de comer. En lugar de una rebelión laboriosa e ineficaz contra la fatiga dominante, una breve pero refrescante pausa para comer ayuda. Sin embargo, esto debe hacerse en un silencio adecuado y sin más distracciones. Charlar con colegas o conocidos se carga las perspectivas de un sueño corto y reparador.

El asombroso efecto de un descanso de unos 20 minutos ha sido comprobado durante bastante tiempo. Así promueves tu salud y reduces el riesgo personal de enfermedades cardiovasculares. En este caso también deberías establecer un ritmo fijo y acostumbrar a tu cuerpo a unos horarios más o menos fijos. No necesitas una cama de verdad para una siesta corta. Un ambiente tranquilo en el que se puede apagar adecuadamente la mente es suficiente.

Un asiento para recostarse acelera el proceso de recuperación. Para evitar tensiones contraproducentes, se recomienda una postura cómoda para proteger los músculos de la cabeza y el cuello. Con los ojos cerrados y la respiración consciente, dejas atrás los acontecimientos del día y preparas tu cuerpo y tu mente para las tareas que te esperan.

Si tu oficina es demasiado ruidosa, prueba a usar auriculares con cancelación de ruido. Protegen muchos ruidos ambientales y te ayudan a concentrarse en su trabajo o en tu siesta.
Puedes averiguar qué modelos son los mejores en nuestro gran Test de auriculares con cancelación de ruido.

¿Cómo hacemos las pruebas en askgeorge.com?

Hemos llevado todos los dispositivos listados a nuestras salas de pruebas en Hamburgo.

Previamente se hace una extensa investigación sobre el programa. ¿Qué pruebas se realizarán? ¿Qué proveedores están en el mercado? ¿Cuáles son los productos actuales? ¿Cuáles deben ser los criterios de comparación?

A continuación se define y documenta el procedimiento de prueba. Cada dispositivo individual se somete a la prueba prescrita. Todo se desarrolla con fotos y vídeos. Cada propiedad y cada resultado está documentado.

Luego, la evaluación sigue en varias categorías y la puntuación final se calcula objetivamente.

Basado en los resultados de las pruebas y nuestra comparación de precios, encontrarás al ganador.

Puntúa el test