Test de heladeras - 05/2019

¿Quieres crear tu propio tipo de helado y estar preparado para cuando, de pronto, te ataque el hambre de helado? ¡No hay problema! Con una heladera sin compresor puedes crear en casa tu propio helado de forma creativa y barata. Para que puedas empezar de inmediato, hemos probado para ti las mejores heladeras y algunas recetas. En nuestro test descubrirás qué es lo verdaderamente importante, en qué se diferencian las cantidades y los tiempos y mucho más.

Hemos probado 5 heladeras y hemos puesto especial atención en el manejo y en el resultado del helado. La ganadora de nuestro test ha sido la heladera Krups GVS241 Perfect Mix 900: su fabricación es de alta calidad, es fácil de limpiar y hace un helado exquisito. ¡Nuesta favorita con una nota de 1,3!

última modificación: 13.09.2019, 12:40
Ganador Ganador en cuanto a calidad/precio
Nuestro ganador del test: Krups Perfect Mix 9000 GVS241 Heladera WMF Kitchenminis - Heladera 2 en 1 Profi Cook ICM 1140 Hielo Eléctrica

Krups
Perfect Mix 9000 GVS241 Heladera

WMF
Kitchenminis - Heladera 2 en 1

Profi Cook
ICM 1140 Hielo Eléctrica

Contenido del envío Manual de instrucciones, carta de sugerencias, libro de recetas, bloqueador de motor, tapa, brazo batidor, anillo superior, anillo inferior, recipiente para congelar, rascador de hielo, tapa de conservación Manual de instrucciones, carta de sugerencias, tapa, varilla para batir, recipiente para congelar, soporte para el recipiente para congelar, pantalla con reloj, botón de encendido/apagado, tapa para el recipiente para congelar, cuchara de helados Manual de instrucciones, garantía, motor con pantalla y teclas de control, tapa con apertura para llenado, eje, varillas para batir, anillos de fijaciäon, recipiente, carcasa
  • El contenido del envío
  • Buena fabricación
  • Fácil limpieza
  • Manejo intuitivo
  • Apagado automático
  • Resultado: el helado se endurece lo suficiente
  • Manejo sencillo
  • Muy buena fabricación
  • Accesorios incluidos
  • Diseño de calidad
  • Temporizador integrado
  • Precio caro en comparación con otras heladeras
  • El recipiente de congelado debe pasar 24 horas en el congelador
  • Poca capacidad
  • En caso de utilizar mezclas de helados más líquidas: la consistencia, también pasado mucho tiempo, se mantiene pegajosa en el aparato.
  • No es posible comprobar bien la consistencia durante el proceso debido al techo opaco
  • No apto para lavavajillas
  • Complicaciones con mezclas líquidas de helado

Heladera con múltiples ventajas, por las que, no obstante, se paga un precio elevado.

Heladera con muy buena fabricación, fácil manejo y accesorios. Para porciones pequeñas.

Una heladera de calidad media con un diseño de calidad, pero a la que le faltan cualidades.

Capacidad de almacenamiento 1,6 litros 0,3 L 1,8 litros
Manejo
Acabado
Funciones
Limpieza
Diseño
Resultado
Largo 21,5 cm 19 cm 23,4 cm
Anchura 28 cm 16,5 cm 20,5 cm
Garantía Plus 24 meses 24 meses 24 meses
Peso 3,95 kg 2,31 kg 2,92 kg
Profundidad 28 cm 16,5 cm 20,5 cm
Lenguaje de las instrucciones FR, NL, IT, ES, EN, PT, DE, NO, FI, DA, SV DE, EN, FR, IT, ES, NL, DA, SV, FI, NO DE, NL, FR, ES, IT, EN, PL, HU, RU, AR
Calidad de las instrucciones Buena Muy buena Buena
Longitud del cable de alimentación 150 cm 135 cm 115 cm
Ruido a una distancia de 1 m 52 dB 51 dB 53 dB
Material Plástico Acero inoxidable Cromargan Carcasa de metal
Sello de prueba: Krups Perfect Mix 9000 GVS241 Heladera, Evaluación 1.3
Leer el informe del test ahora
Sello de prueba: WMF Kitchenminis - Heladera 2 en 1, Evaluación 1.7
Leer el informe del test ahora
Sello de prueba: Profi Cook ICM 1140 Hielo Eléctrica, Evaluación 2
Leer el informe del test ahora
mostrar todas las ofertas mostrar todas las ofertas mostrar todas las ofertas

*Todos los precios incluyen el IVA más los gastos de envío, si procede. Las informaciones sobre la disponibilidad del producto se encuentran en la tienda online correspondiente. Es posible que haya variaciones de los precios desde la última actualización.

Krups

Perfect Mix 9000 GVS241 Heladera

Sello de prueba: Krups Perfect Mix 9000 GVS241 Heladera, Evaluación muy bueno

La Krups Perfect Mix 9000 es, con una marcada diferencia, la ganadora de nuestro test comparativo. La fabricación y la manipulación, al igual que el resultado, son convincentes.

Sin embargo, el rendimiento también conlleva un precio más alto. Otra desventaja representa el hecho de que el recipiente para congelar tenga que estar en el congelador más tiempo que los otros. Sin embargo, este problema se puede evitar manteniendo el recipiente siempre dentro del congelador.

Leer el informe del test ahora

Krups - Perfect Mix 9000 GVS241 Heladera

Ganador: Leer el informe del test ahora

¿Qué es una heladera?

La heladera es un electrodoméstico muy funcional, con el que se puede hacer auténtico helado con muy poco esfuerzo. Y, además, a la creatividad en el sabor no se le pone límite alguno. Una heladera moderna puede incluso hacer helado sin fructosa ni lactosa, y puede crear siempre nuevos tipos de helados. Con la heladera es posible obtener deliciosos helados y sorbetes, de nata o frutas, pulsando un botón, recreando así en la propia cocina el sabor de una verdadera heladería italiana.

Los ingredientes correspondientes para la preparación de helado, se introducen en la apertura prevista para ello. Allí, en primer lugar, se mezclan con ayuda de un gancho amasador o batidor. El amasador que se encuentra en el interior de la máquina mezcla completamente los ingredientes e inicia el proceso de congelación al mismo tiempo. Esto da como resultado una masa uniforme que se mantiene constante y uniformemente fría durante la fase de agitación. El constante batido asegura que no se formen cristales de hielo en la masa de helado. Esto es esencial para el buen sabor y la consistencia del mismo. Al mismo tiempo, es precisamente este aspecto resultante lo que lo diferencia del simple enfriamiento de una masa de helado preparada en un recipiente convencional.

De hecho, la diferencia es claramente visible: si se ponen en un bol los ingredientes necesarios y, después de removerlos bien, se mete dicho bol en el congelador, pasado poco tiempo se crearán cristales hielo. Estos pueden echar a perder la degustación del verdadero fan del helado. Pero todo es distinto si este se prepara en la heladera. Se crea así una masa helada y uniforme, cuyo sabor será capaz realmente de encandilar tus sentidos.

El que es verdaderamente fan de los helados, sufre al tener que elegir entre los diferentes sabores o tipos. Entre otros, se pueden nombrar aquí el helado clásico, el helado suave o el helado Slush. Las bolas de helado y el hielo picado, cierran el portfolio. Igual de inabarcable que el extenso mundo de los helados, es la elección de heladeras. Destacan la clásica heladera y la heladera de helados suaves. Pero también hay heladeras especializadas en helado Slush, en bolas de helado o heladeras de hielo picado.

La heladera moderna responde a varios tipos. Hay modelos con compresor y modelos que funcionan son él. Además, el comprador tiene la posibilidad de hacerse con una heladera de helados suaves, que funciona sin necesidad de enfriamiento previo. Y finalmente, aunque no por ello menos importante, encontramos las así llamadas Sorbet-Maker.

En las heladeras de helado suave, la masa de helado se enfría hasta -6 grados celsius. La heladera clásica funciona de manera diferente, pues el enfriemiento baja hasta alrededor de los -18 grados celsius. La heladeras de helado suave, que se utilizan únicamente en el ámbito privado, no siempre necesitan un compresor. En estos aparatos suele ser suficiente una batería de enfriamiento que antes haya estado guardado en el frigorífico.

No deberías comprar una heladera cualquiera. Al contrario, hay mucho que tener en cuenta a la hora de comprarte un aparato de estos. Por un lado hay que valorar el tamaño. Quien desee hacer helado a menudo y en grandes cantidades, necesitará una heladera robusta, que tenga una alta capacidad y un buen número de funciones. Ya que, en definitiva, la masa debe ser removida de manera uniforme y debe ser enfriada varias veces y de forma sucesiva. Esto requiere energía y un motor fuerte.

Lo ideal es, por tanto, una heladera con compresor. La ventaja de una heladera sin compresor, es decir, sin enfriamiento integrado, es que se trata de un aparato claramente más pequeño y manejable. El contenido para el helado puede, por tanto, ser colocado de manera sencilla en el recipiente y ser rápidamente enfriado.

El esfuerzo que se requiere al utilizar una heladera sin compresor es, sin embargo, mayor. La batería de enfriamiento debe pasar varias horas en el congelador antes de ser utilizada. En comparación con las heladeras con compresor, las clásicas heladeras son mucho más baratas, muchas veces se encuentran por debajo de los 50 euros. Se debería tener en cuenta, no obstante, que tengamos siempre libre un espacio en el congelador para guardar el recipiente.

Merece la pena remarcar esto. Los clientes interesados deberán valorar el hecho de que las heladeras con compresor producen un consumo de energía mucho mayor que una sin compresor. Por el otro lado, el helado estará listo en apenas 20 o 30 minutos. También es determinante cuántas personas vivan en la casa. Solteros que quieran comprarse una heladera necesitan, normalmente, una que con capacidad para medio litro. Para una familia con cuatro miembros se requerirá una capacidad mayor. Puesto que a todo el mundo le gusta degustar el helado en una cantidad adecuada. En un aparato más grande, por supuesto, también se pueden preparar cantidades más limitadas. Pero también en este caso habrá que tener en cuenta la mayor utilización de energía.

Una heladera también debería ser fácil de limpiar. La higiene es fundamental a la hora de preparar helado. Sería una desventaja importante el hecho de que, a causa de un montaje complejo, fuera excesivamente difícil eliminar los restos de comida.

Heladera
Heladera-Foto: © adobestock fahrwasser

El que posee una heladera se aprovecha de numerosas ventajas. Por ejemplo, puedes preparar helado cada vez que se te antoje. Es verdad que si tienes un aparato sin compresor tendrás que esperar horas para que la exquisitez esté lista para consumir. Sin embargo, luego el placer gustativo no tendrá límites. Te ahorras el paseo hasta la heladería y disfrutarás de una experiencia heladera totalmente individual. Un aspecto muy importante para los más gourmets es que, al preparar tu propio helado, sabrás exactamente qué ingredientes contiene. Y esto no siempre es así en tu heladería más cercana. Todo heladero profesional tiene seguramente su propia receta. Si utiliza para ella siempre ingredientes de primera calidad, no siempre se puede decir a simple vista. Como dueño de una heladera seguro que no correrás ese riesgo. Podrás elegir los ingredientes personalmente, así como los sabores que prefieras.

Si quieres comer helado cuando te apetezca y en poco tiempo, te recomendamos una heladera con compresor. Si no tienes prisa y eres un degustador con paciencia, también te valdrá con una heladera clásica. Aunque la espera para probar la exquisitez será bastante más larga. Una heladera con compresor, por otra parte, es notablemente más ruidosa que una sin. Esto no sorprende, pues se requiere fuerza y energía para mezclar y enfriar al mismo tiempo y con buen resultado los ingredientes. Tampoco se puede olvidar que, según el modelo, el consumo de energía puede ser muy alto. Precisamente en el caso de las heladeras antiguas habrá que ver si no sale al final más barato acercarse a la heladería más cercana que preparar tu propio helado.

El helado es frío, dulce e increíblemente sabroso. Cuando disfrutas de los helados, normalmente te recuerdan sin quererlo a los "buenos y viejos" días de tu infancia: lo hermoso que era cuando el vendedor de helados conducía por las calles del barrio su carrito de helados y atraía a los niños y adultos con su campanilla para venderles sus delicias heladas. La alegría era siempre grande. Hoy en día, por otro lado, muchos adultos ven el helado como un "pecado dulce", en un sentido positivo. Porque una bola de helado de chocolate puede contener hasta 170 calorías. El helado de limón o frambuesa apenas se mueve entre las 80 a 90 calorías.

La primera heladera fue inventada por Carl von Linde en 1876. Gracias a la originalidad de este ingeniero podemos hoy disfrutar del helado en grandes cantidades. Mucha gente ni siquiera sabe que el helado no fue inventado por los italianos. Fueron los chinos quienes hicieron el primer helado de fruta y miel hace muchos años. En la cima del ranking de los que más helados consumen se encuentran los finlandeses, que consumen alrededor de 13 litros de helado por persona al año. Los suecos y los noruegos también los siguen de cerca, con 12 litros por persona/año. Otro dato interesante es que al año más de mil millones de polos de helado son vendidos en las barras de las heladerías de todo el mundo.

Mientras que hace unos años solo se podían encontrar en las heladerías una cantidad limitada de sabores, hoy en día la oferta ha aumentado mucho. Antiguamente solo podías pedir vainilla, chocolate, stracciatella y limón. Ahora se han sumado muchos sabores exquisitos, tales como cookies, zabaione, málaga, amarena y otros tantos. El clásico helado de chocolate, sin embargo, sigue siendo el preferido de los españoles, seguido a cierta distancia del helado de vainilla. Les siguen el de nata, el de limón y el de fresa.

Simplemente deliciosos - los clásicos

Helado de vainilla
Helado de vainilla

Lo bueno de las heladeras, es que estos clásicos siempre se pueden modificar al gusto con los ingredientes que más te gusten. El helado de yogurt, por ejemplo, se puede intensificar en cuanto a sabor incluyendo diversas frutas troceadas. Al helado de chocolate le puedes añadir trocitos de chocolate, nueces o crema de chocolate. Si lo deseas, puedes enriquecer el helado de avellana con una crema de turrón de nueces o trocitos de almendra o avellana. Puedes experimentar como quieras. Cada miembro de la familia puede mejorar su helado favorito hasta los límites que quiera y crear así siempre nuevos helados.

Si se considera que el helado no solo es un simple dulce, sino que, dependiendo de su composición, también contiene leche, proteínas, frutas o frutos secos sanos, podrás disfrutar asimismo de un factor importante de salud. En general, es una buena sensación comer helado y disfrutarlo mientras cierras los ojos.

Todo el que en una heladería o en una cafetería-heladería tenga ganas de comerse un buen helado estará sujeto, según nos dice la experiencia, a la oferta del local. Esta es hoy en día, todo hay que decirlo, bastante amplia. No obstante, sigue ocurriendo que no siempre hay una opción para todos los gustos. Solo por este motivo, ya merece la pena la compra de una heladera. Con ella, literalmente, no existen apenas límites para el sabor. Pues las heladeras modernas ofrecen la ventaja de que prácticamente hacen posible cualquier tipo de helado que te puedas imaginar. Todo es posible. No importa si limón, chocolate, vainilla, plátano, cookies, amarena o tiramisú. El problema en las heladerías es que los helados pueden contener ingredientes que no digerimos bien. Aquí nos referimos, por ejemplo, a los intolerantes a la fructosa, al gluten o a la lactosa. Es también cierto que, hoy en día, las heladerías suelen tratar de tener una opción alternativa para quienes sufran este problema. Pero es un hecho que la variedad en este caso suele ser bastante más reducida. Por ello, comprar una heladera puede ser una buena manera de compensar esta desigualdad.

El buen sabor no entiende de límites

Con una heladera tienes la posibilidad de usar ingredientes que no contengan lactosa, gluten o fructosa. O puedes utilizar sirope de arce o stevia, en lugar del clásico azúcar, no demasiado saludable. También se pueden incluir en la lista productos sustitutivos de la nata en vez de otros elaborados con productos animales. Si lo deseas, puedes utilizar solo productos que provengan del comercio local o regional. De esta manera, no solo te beneficias de la amplia gama de posibilidades a la hora de preparar helado, sino que puedes cuidar tu salud. Qué tipo de helados hagas con tu heladera es una decisión propia. Todo lo que te guste está permitido. Con los aparatos modernos puedes experimentar todo lo que quieras y probar siempre nuevas recetas.

¿Cómo hacemos las pruebas en askgeorge.com?

Hemos llevado todos los dispositivos listados a nuestras salas de pruebas en Hamburgo.

Previamente se hace una extensa investigación sobre el programa. ¿Qué pruebas se realizarán? ¿Qué proveedores están en el mercado? ¿Cuáles son los productos actuales? ¿Cuáles deben ser los criterios de comparación?

A continuación se define y documenta el procedimiento de prueba. Cada dispositivo individual se somete a la prueba prescrita. Todo se desarrolla con fotos y vídeos. Cada propiedad y cada resultado está documentado.

Luego, la evaluación sigue en varias categorías y la puntuación final se calcula objetivamente.

Basado en los resultados de las pruebas y nuestra comparación de precios, encontrarás al ganador.

Puntúa el test